Cambio en el comercio electrónico

0
2417
Cambiar el alojamiento web de comercio electrónico

En los últimos años, se ha vuelto cada vez más claro que nuestras ciudades interiores se están volviendo desiertas. Recientemente fue una actividad de ocio para dar un paseo por la ciudad y echar un vistazo en el escaparate, se puede ver hoy en estos a menudo solo el cartel de "cerrado". Cada vez más tiendas cierran sus puertas en los barrios bajos y se van.
Mientras tanto, se pueden encontrar en los grandes centros comerciales que no admiten ventas en los centros de la ciudad o en Internet.

Porque el comercio en línea todavía está en auge. Después de todo, las tiendas aquí tienen la oportunidad de presentar y vender 24 horas y siete días a la semana, sin personal adicional. La publicidad en Internet es más barata que la publicidad impresa, por radio o televisión. Entonces, las empresas pueden anunciarse aquí con Google Adwords y Facebook Tráfico preocuparse y vender sus productos.

La confianza en las tiendas en línea está creciendo

Mientras que hace unos años era impensable realizar compras en línea, hoy en día las vacaciones se reservan en gran medida en línea, aunque solo sea porque puede ahorrar mucho dinero aquí.
Además, las tiendas en línea invierten mucho esfuerzo en servicio al cliente y lealtad del cliente. Mientras tanto, se puede llegar a las tiendas por teléfono o correo electrónico sin mucho esfuerzo. Hace unos años, los operadores de las tiendas en línea eran bastante inaccesibles y tuviste suerte si recibías una respuesta a una solicitud por correo electrónico.
Hoy, los operadores de tiendas en línea toman sus negocios en Internet mucho más en serio. No solo invirtieron en etiquetas de calidad como "Trusted Shops", sino que también emitieron un boletín informativo para informar a sus clientes sobre nuevos productos, ofertas o información general sobre su negocio de manera regular. Esto crea confianza, los compradores están mucho más inclinados a gastar su dinero en una tienda en línea.
Además, los procesos de pago y las opciones de pago se han vuelto mucho más flexibles y el cliente está protegido si alguna vez llega a una oveja negra.

Los operadores como Amazon son, por supuesto, los principales candidatos aquí y nos han mostrado cómo impulsar aún más el comercio en línea. Amazon es conocido por no solo ofrecer los precios más bajos allí, sino también resolver todos los problemas de los clientes de manera rápida, fácil y amigable. Solo por esta razón, y por supuesto los bajos precios, los clientes se inclinan a comprar allí.

Además, las tiendas en línea tienden cada vez más a compensar la falta de sensación con buenas fotos detalladas e incluso videos de productos. Además, las buenas descripciones de los productos no solo garantizan una mejor capacidad de búsqueda en los motores de búsqueda, sino que también informan bien al cliente y lo ayudan a tomar una decisión de compra.

Ciudades interiores como área de aventura

Ahora que se ha mejorado el comercio en línea y cada vez más minoristas se están dando cuenta de que al menos deberían construir un punto de apoyo adicional en Internet, surge la pregunta de cómo las tiendas en las zonas peatonales pueden volverse más atractivas.
Aquí, también, las grandes cadenas como Lidl nos muestran cómo hacerlo de nuevo: las compras deben convertirse en una experiencia para que puedan estar al lado de las operaciones en Internet.
Lidl convierte sus sucursales e integra - cafeteras. Esto permite a los clientes fortalecer sus compras y tomar café antes de ingresar a la tienda. Otras tiendas ofrecen asientos porque la compra es también la sociabilidad, ya que a menudo conocidos o alegrías. Así es como comprar se convierte en una experiencia que ya no desea intercambiar por comprar en Internet.
Otro ejemplo es una librería que lleva años integrando una cafetería y un marcador en sus negocios. Por lo tanto, puede antes de la compra del producto, en este caso, el libro, en detalle prueba, revisión y simplemente "leer". Aunque esto también es posible en Internet y, a menudo, el cliente puede mirar el libro, pero un café mientras lee es cómodo y la selección es igual que en Internet.

Algunas ciudades ya han reconocido esta tendencia y ofrecen no solo una experiencia de compra de largo alcance en las tiendas, sino también diferentes eventos durante todo el año. Aquí, las tiendas de vinos se atraen con una deliciosa copa de vino en una ronda agradable y camiones de comida con exquisiteces excepcionales.
Una amplia gama de ofertas también garantiza que los clientes regresen a las ciudades.

Conclusión

Los minoristas pueden competir con los minoristas en línea, pero deben estar dispuestos a abrir nuevos caminos. Solo entonces es posible que las tiendas existan en centros comerciales e incluso en zonas peatonales.
Los minoristas con un poco de imaginación todavía pueden atraer a sus clientes a las tiendas de hoy.
La solución del acertijo aquí es:
Ofrezca a sus clientes una experiencia que no pueden tener en Internet. De esta manera, el comercio minorista también puede existir además del comercio en línea o ser una adición a la compra en Internet.

Deja una respuesta

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí